¿Cuál es el horario para hacer obras en casa?

¿Cuál es el horario para hacer obras en casa?

Las molestias de las obras en casa de un vecino

Las obras en casa siempre son molestas. No solo por el polvo o la alteración de la vida normal, sino también por el ruido.

Si los habitantes de la casa en la que se hacen las obras están molestos por el ruido, los vecinos también lo estarán. Por eso es importante respetar los horarios marcados para hacer obras en casa.

Quién puede hacer obras en casa

La ley contempla quién puede hacer obras en una casa o en un local. Así, en la Ley de Propiedad Horizontal se indica, en el artículo 7.1:

“El propietario de cada piso o local podrá modificar los elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de aquél cuando no menoscabe o altere la seguridad del edificio, su estructura general, su configuración o estado exteriores, o perjudique los derechos de otro propietario, debiendo dar cuenta de tales obras previamente a quien represente a la comunidad.”

Eso sí, también se indican algunas restricciones. Y es que en ningún caso se podrá alterar la seguridad, configuración o estructura del edificio. Eso afecta tanto a exterior como al interior de la vivienda.

Además, los demás propietarios no podrán salir perjudicados.

El horario permitido para hacer ruido

La ley no solo indica qué se puede reformar, sino que también marca los horarios en los que se puede hacer ruido por obras en casa.

Así, se podrá hacer ruido sólo de lunes a viernes, y entre las 8 y las 21 horas en días laborables. Las máquinas, eso sí, no podrán funcionar más allá de las 20 horas.

Los domingos, en cambio, se podrá hacer ruido entre las 9:30 y las 21 horas.

El ruido, además, tiene un límite. De este modo, no se podrán superar los 35 decibelios durante las horas del día. Por las noches, el límite está marcado en 30 decibelios.

Qué hacer antes de iniciar las obras

Antes de empezar a hacer obras en casa debemos contar con una licencia expedida por el ayuntamiento. Si lo considerasen necesario, podrían colocar un sonómetro para que no se supere el límite de decibelios que marca la normativa.

También es fundamental comunicar a la comunidad de vecinos la extensión y duración de las obras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio