¿Cómo recurrir una multa de zona SER azul?

MULTA EN ZONA SER. CÓMO RECURRIR

La zona SER es la conocida como zona azul o zona verde, es decir, las plazas de aparcamiento en las que hay que pagar, si no eres residente, por dejar el coche.

En muchas ciudades, aparcar es un suplicio. Y es que si antes ya era complicado, ahora hay que pagar por aparcar en la calle y, además, por un tiempo limitado.

Con las zonas de aparcamiento azul y verde han aparecido, también, los controladores del SER. Esos empleados que se dedican a revisar, uno por uno, que los vehículos estacionados han pagado lo que les corresponde, y que aún están en hora. Si detectan que alguno no está correctamente aparcado, tramitarán una multa.

¿Qué es la zona SER?

Las siglas SER significan Servicio de Estacionamiento Regulado. Por eso, se trata de zonas en las que no se puede aparcar en cualquier sitio, y cuando dejemos el coche tendremos que pagar una tasa por no ser residentes.

Así, los conductores tendrán que abonar una tasa, que variará en función del tiempo que vayan a estar aparcados. Además, existe un tiempo límite para estar aparcado en zona azul, aún más reducido en la zona verde, donde los residentes tienen prioridad.
Estas zonas conllevan, por tanto, posibles sanciones. De este modo, nos podrían multas por no poner el ticket de aparcamiento, por superar el tiempo máximo permitido o por no ponerlo adecuadamente.

En estos tres casos, si un controlador lo ve, nos dejará un papel en el limpiaparabrisas, avisándonos de que se nos va a sancionar. Y es que ese papel no es una multa, sino la denuncia. En este caso, hasta que no recibamos en nuestro domicilio, mediante correo certificado, una notificación de la multa, no tendremos que hacer nada.

¿Puede multar un controlador de la zona SER?

Existe la creencia de que un controlador de la zona SER puede multarnos si nuestro vehículo ha excedido el tiempo indicado en el ticket o no ha pagado el parquímetro. Esto no es exactamente así.

Y es que una denuncia como tal solo puede ponerla un agente de la autoridad. Esto, evidentemente, deja fuera a los controladores del SER. Eso sí, ellos pueden comunicar que el aparcamiento no se ha hecho adecuadamente, y será, posteriormente, la autoridad quien tramite la denuncia.
No obstante, es importante tener claro que no cuentan con presunción de veracidad. Sí la tienen, en cambio, los policías o guardias civiles. Por tanto, un controlador del SER tendrá que demostrar que, efectivamente, el vehículo estaba donde dice que estaba, y a la hora que afirma. Por eso, tendrá que aportar imágenes que lo acrediten.

Hasta en este punto hay matices. Y es que no vale con cualquier imagen del vehículo. Tendrá que ser tomada con una cámara apta, y en la imagen tendrá que venir indicado el día y la hora a la que se tomó. Igualmente, deben aparecer puntos de referencia que sirvan para demostrar que, efectivamente, el vehículo estaba en ese punto concreto.

¿Cómo recurrir una multa de la zona SER?

Lo primero que debemos tener claro a la hora de recurrir una multa de la zona SER son los plazos. Así, una vez que la recibamos en nuestro domicilio mediante correo certificado comenzará a contar el plazo de 20 días naturales para recurrir o pagar con descuento.
Si decidimos acogernos al descuento por pronto pago, cerraremos la vía de un posible recurso y el procedimiento se dará por finalizado.

Cuando nos decidimos por seguir adelante con el recurso, tendremos que seguir las indicaciones que vengan en el faldón de la multa. Para poder argumentar nuestra respuesta, tendremos que prestar especial atención a los detalles. Así, tendrá que estar adecuadamente indicada la matrícula, el lugar de la infracción y el motivo de la sanción.

Una vez tengamos redactado nuestro recurso, lo podremos enviar de dos formas distintas. La primera y más tradicional, es a través de correo postal, a la dirección que se indica en la multa. Si no, también podemos acudir directamente con nuestro escrito a cualquier oficina de Correos. En ese caso, serán los trabajadores de la oficina quienes lo envíen al organismo correspondiente.
Eso sí, lo fundamental es el contenido de ese texto. Y es que no vale cualquier alegación para hacer el recurso.

Una de las mejores opciones es dejarlo en manos de especialistas. Cada vez hay más despachos que se dedican a recurrir multas de tráfico, y sería la forma de asegurarnos de que lo hace un experto.

Pero si, en cambio, decidimos hacerlo nosotros mismos, debemos hacerlo con cuidado y aprovechar la oportunidad para alegar todo lo que consideramos necesario.

Con este gesto, se dará por iniciado el proceso. La Administración tendrá que respetar los plazos para responder, o la multa quedaría anulada. Si no estimasen nuestro recurso en ese momento, será la hora de acudir a la vía contencioso- administrativa.

¿Son legales las multas de la zona SER?

Circulan muchos rumores sobre la legitimidad de las multas de la zona SER. Así, algunos afirman que son totalmente ilegales, por lo que no habría que pagarlas. Eso, lamentablemente, es totalmente incierto.

Las multas de parquímetro son tan legales como cualquier otra. La única diferencia es, como ya hemos comentado, que la persona que denuncia es un controlador del SER, por lo que sería como si lo hiciese un particular. Pero el momento en el que llega a las autoridades, es tan válida como cualquier otra.

Igualmente, muchos ciudadanos creen que, al pagar el impuesto de circulación, ya no sería necesario abonar ninguna cantidad para poder aparcar en la calle. Una vez más, de forma errónea.
Y es que todos los ayuntamientos están facultados para instaurar, si así lo consideran, zonas de estacionamiento regulado. Igualmente, será el ayuntamiento el que pueda asignar esa gestión a una empresa privada.

Por tanto, ante este tipo de sanciones tendremos que tomar el mismo camino que ante cualquier otra: o bien pagarla con descuento, o bien recurrirla. Y, si optamos por esta segunda opción, tendremos que tener en cuenta todos los motivos que hemos mencionado, así como los plazos a los que debe acogerse la administración.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio