Baja durante embarazo de riesgo. ¿Afecta al sueldo?

Baja durante el embarazo. ¿Afecta al sueldo?

¿Cuánto cobro si me dan la baja durante el embarazo?

No es lo mismo la baja durante el embarazo que baja por riesgo en el embarazo.

Cuando una empleada está embarazada, es posible que necesite coger una baja durante el embarazo. Pero según por qué sea, podría afectar a su sueldo.

A lo largo del embarazo, es posible que por alguna enfermedad de la madre o porque haya riesgo en el embarazo tenga que estar de baja. Por eso, se contemplan dos escenarios distintos.

Así, no es lo mismo una baja durante el embarazo por enfermedad común que una por riesgo del embarazo. Tanto es así, que una afecta a la nómina de la trabajadora y otra no.

Existen, así pues, dos tipos de bajas.

Baja durante el embarazo por enfermedad común

Cuando un empleado no puede, de forma puntual, desempeñar su trabajo, le pueden dar una baja por enfermedad común. Es el caso de la mayoría de las afecciones.

Eso sí, este tipo de bajas afectan al sueldo del trabajador, que es posible que perciba menos de lo que recibiría si siguiese trabajando.

Así, los tres primeros días de baja no se cobraría ningún sueldo.

Entre el día 4 y el 21 el trabajador percibirá el 60% de la base reguladora. Eso sí, su empleador le pagará hasta el día 15, momento en el que pasará a ser responsabilidad de la Seguridad Social.

A partir del día 22 de la baja, el empleado cobrará el 75% de la base reguladora.

Durante este tiempo, la empresa asumirá el 100% de la cuota de cotización de la seguridad social.

Riesgo durante el embarazo

Una baja distinta es la baja por riesgo durante el embarazo. Y es que si el puesto de trabajo pone en riesgo la salud del feto o de la embarazada, no podrá seguir desempeñándolo. En ese caso, la empresa tendrá que estudiar la posibilidad de reubicarla en otro puesto, de forma que no estén en riesgo.

Si ese cambio no es posible, el médico le dará la baja por riesgo del embarazo.

En este caso, la trabajadora comunicará a la Mutua Colaboradora de la Seguridad Social o a la Entidad Gestora que su contrato va a entrar en suspensión. Para ello, tendrá que documentarlo con:

– Un informe del médico del Servicio Público de la Salud.

– La empresa deberá declarar cuál es la categoría y el puesto de trabajo de la empleada. Además, tendrán que incluir una valoración en la que expongan cuál es el riesgo de este puesto de trabajo.

– También será la empresa quien tenga que acreditar que no existe un puesto de trabajo compatible con la situación actual de la trabajadora.

– Certificado de empresa de cotizaciones para la solicitud de prestaciones por Riesgo durante el embarazo o Lactancia natural.

– Existe una solicitud oficial mediante la cual se solicita la prestación por riesgo durante el embarazo.

– Documentación necesaria para acreditar la identidad y las circunstancias determinantes del derecho.

La resolución de la solicitud, eso sí, no es inmediata. Una vez presentada, se abrirá un plazo de hasta 30 días.

¿Qué es una baja por riesgo durante el embarazo?

Como ya hemos dicho, el médico prescribirá una baja por riesgo durante el embarazo cuando corran riesgo la salud de la mujer embarazada o del feto. Por tanto, tiene una serie de coberturas distintas a la baja durante el embarazo por enfermedad común:

– El sueldo será del 100% de la base reguladora. Además, se descontarán las cotizaciones de la Seguridad Social y la retención del IRPF.

– Sólo en el caso de que el contrato sea de formación, la base reguladora será del 75%. Se calculará en función de la base mínima de cotización vigente en el momento de la baja.

– Si la mujer embarazada está acogida dentro del régimen especial de artistas y profesionales taurinas, la cosa cambia. Y es que, en ese caso, la base reguladora será la resultante de dividir entre 365 la suma de la cotización de los 12 meses previos a la baja. Si el periodo de cotización fuese inferior a un año, se calculará el promedio diario del periodo de cotización. Eso sí, en ningún caso será inferior a la base mínima de cotización de la categoría profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Vuelve al inicio